LA OPOSICIÓN CONSIGUIÓ MEDIA SANCIÓN PARA LA LEY DE EMERGENCIA TARIFARÍA

Los bloque opositores consiguieron un triunfo político en la Cámara de Diputados, al darle media sanción a la ley que busca congelar las tarifas y retrotraerlas a noviembre de 2017. Ahora el Senado tendrá la última palabra.

Tras varias horas de sesión, el Congreso le dio media sanción a la emergencia tarifaria que retrotrae a noviembre de 2017 los precios de los servicios. Además estarán relacionados con el nivel de los salarios.

La oposición unida consiguió finalmente aprobar el proyecto que congela el aumento de los servicios públicos, tras una maratónica sesión que comenzó a las 18 hs.

El proyecto buscará conseguir la sanción final en el Senado, donde la mayoría del oficialismo podría salvarle un nuevo costo político al presidente Macri, que en caso contrario, planea vetarla

Hoy a las familias no les alcanza la plata porque los costos fijos son altos, ha aumentado mucho la luz, el agua, el gas, el transporte, los alimentos, el combustible, y entonces las familias se endeudan”, manifestó Daniel Arroyo, diputado del Frente Renovador.

Durante toda la jornada, el debate estuvo atravesado por la reciente decisión del gobierno nacional de pedir un préstamo al Fondo Monetario Internacional, una decisión que causó hondo rechazo en todos los bloques opositores.

El clima ayudó para que existan aún menos diferencias y se concretara una votación unificada por parte del arco opositor.

Van a endeudarse más, van a ajustar más y va a haber más recesión económica. En el medio va a haber más fuga de capitales y se van a beneficiar los mismos de siempre”, criticó el diputado por Unidad Ciudadana, Agustín Rossi.

Por su parte, la oposición –que buscó en varias oportunidades evitar el debate sobre el aumento de las tarifas- volvió a cargar contra el anterior gobierno kirchnerista, de ser los “autores ideológicos” que dejó una “situación catastrófica” en materia de energía.

El proyecto sancionado declara la emergencia tarifaria y retrotrae las tarifas a noviembre de 2017. Además, deja atada los futuros aumentos a la situación salarial del conjunto de la población. Ahora, el debate final se dará en el Senado.