DOCUMENTO DEL CENTRO DE ESTUDIOS MANUEL DORREGO Pte. Ricardo Buiraz

La difícil situación de los comercios de nuestra ciudad

El Centro de Estudios Manuel Dorrego realizó un informe sobre la situación del sector comercial en nuestra ciudad. El informe amplía algunos de los datos que había arrojado un relevamiento realizado en diciembre de 2016.

El estudio presentado a fines de 2016, con una muestra de 102 comercios, analizaba el impacto del programa económico del Gobierno Nacional en el consumo interno de General Belgrano. La combinación de una serie de medidas por parte del nuevo gobierno como el aumento de los servicios públicos, los aumentos salariales por debajo de la inflación, la pérdida de puestos de trabajo formales e informales y la eliminación o modificación de programas y medidas destinadas a estimular el consumo (Ahora 12, Procrear, Argenta, feriados puente, etc.) impactaron directamente en la caída de la demanda y colocaron al sector de la economía nacional que depende del mercado interno en una situación de vulnerabilidad extrema.

En el relevamiento de fines del año pasado el 87 % de los comerciantes de nuestra ciudad declararon que sus ventas habían caído respecto al año anterior, mientras que sostuvieron que los aumentos en los servicios públicos habían promediado entre el 100 % y el 500 % luego de la quita de los subsidios. La combinación de una reducción en las ventas y un aumento en los gastos corrientes, agravada en el caso de quienes alquilan, llevó a que muchos comerciantes de nuestra ciudad transiten una delicada situación.

Teniendo en cuenta que desde que se realizó la encuesta de fines de 2016 la recesión y la caída de la actividad económica se han agravado, el nuevo relevamiento del Centro de Estudios Manuel Dorrego señala que desde el año pasado han tenido que cerrar más de 30 comercios de nuestra ciudad.

El escenario para muchos comerciantes se está tornando dramático porque no se vislumbran señales de recuperación de la economía y del consumo mientras las medidas de ajuste continúan profundizándose. Según datos publicados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el comercio minorista en el país lleva una caída de quince meses consecutivos y producto de la crisis han cerrado más de 7 mil comercios.

En nuestra ciudad el contexto no difiere demasiado del panorama nacional, con el agravante de que el Estado municipal no ha tomado medidas específicas que alivien la situación que atraviesan los comerciantes. En primer lugar, y a diferencia de otros municipios que arreglaron paritarias que se acercan o superan las cifras de la inflación (Pila 40 %, Esteban Echeverría 36 %, Berazategui 30 %, etc.) y que pueden motorizar el consumo, los trabajadores municipales belgranenses tuvieron un magro aumento del 18 % en dos cuotas. Tampoco se tuvieron en cuenta medidas específicas para el sector como la reducción de las tasas municipales ni se llevaron adelante políticas públicas en sectores estratégicos como el turismo para sostener la demanda. De hecho, el sector gastronómico y hotelero fue uno de los más damnificados por la caída estrepitosa del turismo lo que ha provocado el cierre de restaurantes y ha puesto en crisis a los hoteles y los complejos de cabañas.

El signo más grave que aparece en todos los relevamientos es la caída de productos de primera necesidad como leche, carne y harina y de indumentaria textil que forman parte de las necesidades básicas de los ciudadanos: comer y vestirse.

CENTRO DE ESTUDIOS MANUEL DORREGO

Be the first to comment

Leave a Reply