CORONAVIRUS EN LA ARGENTINA: PREOCUPACION POR EL PICO DE CONTAGIOS Y MUERTES

En las últimas 24 horas se registraron 255 nuevos casos y 24 fallecidos. Qué opinan los infectólogos de la situación actual del país respecto a la curva del COVID-19

De acuerdo a lo informado en el último parte vespertino difundido por el Ministerio de Salud, fueron 255 los nuevos casos confirmados por COVID-19 en Argentina y 24 los fallecidos, lo que acumula un total de 7.134 contagiados y 353 muertos.

En base a estas cifras, que aumentaron considerablemente en los últimos díasse consultó a médicos infectólogos respecto de si Argentina se encuentra transitando el tan temido pico de contagios y muertos en el marco de la pandemia por el nuevo coronavirus, que en el mundo suma 4,4 millones de infectados, 301 mil muertos y 1.5 millones de recuperados, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Consultado el médico infectólogo Lautaro De Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), precisó: “Es verdad que han aumentado los casos, particularmente en la ciudad de Buenos Aires. La causa es básicamente la situación en las villas, y, en segundo lugar, los geriátricos y los paradores. Pero hay que tener en cuenta que ante esta situación, el gobierno porteño está realizando una búsqueda más activa, hisopando los contactos de cada caso. Y en esa búsqueda, ha detectado muchos casos positivos, aún en personas que no tenían síntomas. Esto de alguna forma es una explicación del porqué aumentaron los casos». De acuerdo a De Vedia, “si llegamos o no al pico, solo se sabrá con el correr de los días”.

Según la doctora Lilián Testón, médica infectóloga de FUNCEI, “el panorama actual tiene que ver con los nuevos clustersel barrio 31 sin agua desde principios de mes, en condiciones de hacinamiento y el parador de Retiro con un 78% de los hisopados positivos. Además de la elevada transmisión en los geriátricos, que por lo que pasó en Europa sabíamos que era un factor de riesgo para el contagio. En cuánto al pico, todavía la circulación de virus respiratorios no llegan al 10%, es una situación dinámica y hay que esperar cómo se comporta la curva de casos nuevos con la flexibilización de la cuarentena vista esta semana”.

Para el infectólogo y asesor del presidente Alberto Fernández, Tomás Orduna, “éste puede tratarse del comienzo del pico de la enfermedad”. Orduna se refirió así al aumento de contagios y muertes por COVID-19: “Estamos encontrando un nuevo piso de casos nuevos, esto es a expensas de la Ciudad”, y agregó: “Sabíamos que este aumento de casos iba a ocurrir en algún momento”.

En diálogo con el programa de radio Crónica Anunciada, que se emite por FM Futurock, Orduna expresó: “Este puede ser el comienzo del pico”, y advirtió: “Si siguen aumentando los casos en la Ciudad se analizará volver una fase atrás en la cuarentena”.

Según el doctor Eduardo López, médico infectólogo y otro de los asesores del Presidente, el COVID-19 ha logrado algo muy importante que en salud pública siempre es malo, que es instalar el miedo en la sociedad. «Hay mucho escrito sobre la psicología del miedo en tiempos de pandemia y se sabe que la gente, aunque no tengan casos, no hace inversiones”, subrayó.

El aumento de casos era predecible en villas, geriátricos y centros de alojamiento de la gente en situación de calle. Los tres lugares son cerrados o semicerrados con una alta densidad de población”, explicó López en declaraciones a Radio Mitre. En tal sentido, el experto agregó que esos contagios vienen de 5 o 6 días para atrás y habrá que esperar un aumento de casos positivos en los próximos días.

Según López, “no se puede correr de atrás, porque si uno espera a que aparezca el primer caso a la semana tiene cinco, seis u ocho”. En este sentido, aconsejó cambiar la estrategia e “ir a testear a los geriátricos”.

El asesor del presidente Alberto Fernández aseguró que “las dos medidas que tienen éxito son: cuarentena firme, restrictiva como acá, y aumentar el número de testeos”. Y comparó la situación con lo ocurrido en Chile, donde las autoridades de Santiago debieron dar marcha atrás y reinstalar el confinamiento total ante el brote de casos: “Si se hace testeo solamente, pasa como en Chile. Acá hay que testear y actuar”.

“Nosotros comenzamos a flexibilizar la cuarentena esperando el comportamiento social, pero hay que tener cuidado, porque ya en la Ciudad el famoso riesgo de contagio aumentó. Hoy dos individuos enfermos contagian a tres, especialmente en las zonas de las villas. Hay que trabajar muy fuerte porque la gente de las villas viene a trabajar acá. El virus no queda acartonado en los barrios vulnerables, circula por toda la ciudad”, advirtió.

López reconoció que las cuarentenas son largas e impactan en la actividad productividad. Sin embargo, aseguró que «cuando uno analiza esto desde el punto de la salud pública, uno ve que en países que no hicieron cuarentenas estrictas la economía se les ha caído igual”. “Por eso la cuarentena tiene que ser flexible y paulatina y ver si cometemos algún error mientras avanzamos. Hay 15 provincias que en los últimos días no tuvieron casos; se va limitando un área de transmisión geográfica y ahí hay que trabajar”, añadió.

En tal sentido, López recordó que la pandemia tiene tres opciones: “Hará como su primo el SARS que un día desapareció; pasará el pico y después va a quedar como un virus residual del invierno; o que haya un brote fuerte y luego pequeños brotes a través del tiempo, pero más manejables. En las dos últimas opciones la vacuna será clave», En este sentido, el médico dijo que la vacuna recién «estará para marzo o abril del año que viene”.

Fuente: Infobae

Be the first to comment

Leave a Reply