AMPARO: ¡PRIMERO YO!

Las noches de verano son eternas, 37 grados de temperatura y hasta 43 de sensación térmica. ¡Pone de mal humor a cualquiera!

Llegando a la esquina de el banco, aproximadamente 10 hs, Amparo se encontró con aquella amiga de la infancia, con la que a pesar de vivir a pocas cuadras no se veían casi nunca. Sus hijos iban a distintas escuelas, ese es también un lugar de encuentro para las mamás.

Apenas la vio la sonrisa en sus rostros fue instantánea:
Amparooooo… ¿Como estas? ¡Feliz año nuevo!
Deliaaa: Gracias, ¡igualmente! ¿Como estas? Tantoo tiempooo.

Y así, mientras esperaban para entrar, intercambiaron una corta charla, temas de mujeres.

Delia se había casado hacia mas o menos 20 años, al poco tiempo dejo de frecuentar los lugares donde se juntaban con las ex compañeras. Amparo recordó eso, noto un dejo de vergüenza en su amiga cuando le pregunto por su marido, sus hijos y su madre. Delia comento que estaban bien, que luego de 20 años de matrimonio, y también con hijos adolescente, todo había empezado a mejorar de a poco.

Amparo no entendió el comentario y pregunto: Disculpa, no entendí!

Delia la mira con esa actitud de alguna personas cuando creen que todo se sabe, y en consecuencia asumió que debería saberlo.

Amparo… te dejo, me voy, salí y no avise cuanto tiempo iba a estar acá.

Amparo abrazo a su amiga y sólo le dijo: Estoy a pocas cuadras, solo tenes que llamarme. Se sabia que pasaba unas peleas fuertes subidas de tono en su casa, pero Amparo siempre pensó que eran discusiones normales. ¿Quien dice qué es normal? ¡Si te hace mal, no es normal!

Esa eterna espera en la entidad bancaria, sin celular, le ayudo a recapacitar en esas cosas, separandolas entre lo que le parece que esta bien, y lo que le parece que esta mal:

  • Si te hace sentir mal ¡NO ESTA BIEN!
  • Si te controlan los horarios y los controlas ¡NO ESTA BIEN!
  • Si hay palabras ofensivas ¡NO ESTA BIEN!
  • Si te aparta de tus amistades, familia, círculos sociales ¡NO ESTA BIEN!.
  • Si te sentís solo/a ¡NO ESTA BIEN!

Amparo no podía dejar de pensar en todas esas situaciones, y lo difícil que se hace salir de esos círculos tóxicos. Entendió que siempre debe haber alguien cercano o no tanto, pero capaz de decir ¡ESTOY DISPUESTA A AYUDARTE, ACOMPAÑARTE Y CONTENERTE!

¡No te quedes donde te hace mal, ante cualquier duda podes llamar a emergencias!

#EspacioPublicitario

Be the first to comment

Leave a Reply