AMPARO: LA CANASTA ESCOLAR

Cada año la misma situación, el ultimo día clase, la mochila se guarda tal como asistió a la escuela. Antiguamente se donaba todo lo que en ella quedaba incluyendo la mochila.

Hace varios años atrás, se viene reciclando, desde los lapices de colores (en caso de los niños en segundo ciclo), carpetas, mochilas, cartucheras, entre otros. Aunque este año hablan de la “famosa ayuda escolar”, que nunca alcanza para comprar absolutamente todo lo que un niño y/o adolecente necesita para ir a una escuela “publica”.

Amparo, como cada febrero, inicio el recuento de los útiles que habían quedado del año anterior,  tal como lo hacia cuando era chica forro carpetas con detalles muy ingeniosos que sus hijas sacaron de paginas de internet, tales como: encolar las carpetas de carton o simil negras, y decorarla con retazos de papel de revista. Las cartucheras fueron a la caja de costura donde se les cambio el cierre y pudieron ser re utilizadas. Paso por una feria americana y pudo canjear dos mochilas por una en buen estado.

En los tiempos que vivimos es muy facial ahogarse en un vaso de agua, pero Amparo había pasado muchas etapas desde aquel 1 a 1, hasta esta actual. Como toda mujer nunca se da por vencida, ingeniandoselas para ahorrar ante los altos costos de la actual canasta escolar.

#EspacioPublicitario


 

Be the first to comment

Leave a Reply